“Nasty”: El color del infierno

 

Lizbeth Azconia es el seudónimo de la mexicana Lizett Uzt. Una escritora amateur que a partir de 2015 empezó a publicar sus novelas en la plataforma de Wattpad. Desde ese tiempo ha venido compartiendo a sus lectores, una versatilidad de contenido en historias, que cuentan con estilo narrativo bien trabajado.

A esta escritora le encanta leer, escuchar música, escribir y ver películas. Es fan de actores como Gary Goldman y Saiorse Ronan, entre otros. Colecciona fotos antiguas, le gusta el arte y demás pasatiempos.

“Nasty” es su primera novela auto publicada que pronto estará disponible en Amazon y algunas librerías de Latinoamérica.

Liz, sabemos que uno de tus sueños más grandes ha sido publicar una de tus historias, y ahora que estas a punto de lograrlo, nos gustaría preguntarte qué tal ha ido esa experiencia. Así que, empezando por el trabajo arduo…

¿Cómo fue del proceso de creación de la historia?

Difícil. Aunque, si me lo pienso, una vez terminada me resulto más difícil editarla. Quiero decir: una escribe y escribe y escribe sin detenerse para no ser víctima de ningún bloqueo. Y, cuando menos se lo espera, pues ahí está el manuscrito y ya necesitas dejarlo reposar, luego quieres leerlo para encontrar errores en la trama, en los personajes, la cohesión de los hechos, el contexto…
Sí, fue muy difícil para mí contar Nasty. Tengo que admitir que nunca me imaginé que me costaría tanto lograr mi objetivo.

¿De dónde te vino la inspiración?

Hubo muchos factores; pero los principales, supongo que fueron mis ganas de contar la historia del chico malo y la chica buena. Ya sabes, el pan de cada día en el actual mundo literario. Hace como cuatro años leí bastantes novelas sobre ese tema y, cielo santo, me marcaron. Creo que al grado de hacerme reflexionar… Sobre el amor, principalmente.

¿Qué pasó por tu mente cuando comenzaste a escribirla?

Pensé en las palabras que me dijo una amiga: no la empieces si no tienes ganas de terminarla. No me ilusiones. Le había contado el tema y, como se identificó —tomé elementos de su historia para armar Nasty—, me suplicó que lo hiciera. Hazlo por mí, me dijo.
Bueno…

¿Tenías un cuadernillo especial para ella o fue en computadora cuando empezaste a trabajarla?

En ese entonces, trabajaba la jornada completa. Así que la inicié con el procesador de textos de mi empleo. Para la documentación, pues, sí, usé un cuaderno. Aunque creo que en él escribí cosas muy básicas, como las biografías de los personajes y las referencias que quería usar para escribirla.

¿Puedes hablar de tus personajes? ¿Cuál fue el más complejo de escribir?

Creo que, más que complejo, el personaje que más trabajo me costó desmenuzar a la hora de crearlo, fue el de Cristin. Y, de hecho, cuando edité la novela le cambié muchísimas cosas a su caracterización. Los demás, adoptaron manías propias. Mirar alrededor me ayuda mucho a la hora de inventar a una persona literaria. O sea, me fijo en la gente que me rodea y entonces creo a mis personajes.

En la primera parte de la historia se puede leer a Penélope como una chica que confió en una salida para poder experimentar nuevas cosas, sin percatarse de que se vería atrapada en una red de manipulación por parte de un chico que, a pesar de ser muy inteligente, estaba perturbado por cosas de su pasado-presente: los elementos curativos que utilizaste para describir la transición por la que pasó Penélope, ¿se te hicieron difíciles o dolorosos?

Creo fehacientemente en el mantra de que no te debes involucrar demasiado con tus personajes. Una persona a la que admiro mucho, me dijo que no me enamorara de mi protagonista. En estos años, comprobé que, para lograr un buen resultado con los personajes, tienes que ser un autor solamente. No crear lazos afectivos con ellos. No porque no existan, sino porque, a la hora de hacerlos pasar por ese proceso por el que me preguntas, se te puede dificultar ser objetivo.
La neutralidad debe de ser el gancho que los dirija, creo yo. Por eso no me dolió nadita todo por lo que pasó Penélope. Recuerdo que una lectora me dijo, hace poco, que yo odiaba a Nash. Le respondí que no; sino que soy realista en cuanto a mis personajes. Lo mismo con el resto. Ni los defiendo ni los condeno. El juicio lo hace el lector; y es algo sumamente subjetivo a la hora de leerlo; cada quien lo percibe de forma diferente. Eso es.

Hay valores en la historia que se pueden apreciar, uno de ellos es la relación de amistad de Penélope con el personaje de Siloh, etc. ¿Consideras que eso fue un factor fundamental con respecto a su evolución?

Sin duda alguna puedo asegurar que hay quienes son herméticas, taciturnas, solitarias y a veces hasta introspectivas. Al principio de la historia, se muestra a una Penélope con modales muy recelosos. Aparte de a su novio, no tenía intención de dejar entrar a nadie en su vida.
En este caso, es notable que le causó muchos problemas porque ni siquiera podía confiar en su madre. Se enrevesada mucho con idilios sin importancia y eso la vulneró bastante. El ejemplo de su amistad con Siloh, lo único que comprueba —y otra vez es subjetivo— es que a algunas personas les es más sencillo superar un dolor emocional estando rodeada de personas que la quieren y la apoyan.
Puede que exista quien no necesite de eso… Pero es difícil de creerlo porque, inclusive, los psicólogos, psiquiatras, etc., están preparados para ayudarnos en este tipo de procesos. Resulta increíble que alguien lo logre así, sin más. Cristin es la prueba de ello.

¿Qué tan difícil fue para ti contar esa relación visceral que sufría Nash con su papá?

No recuerdo, a ciencia cierta, si fue difícil. Traté de ser neutral en los aspectos psicológicos de la historia. Porque eso fue lo que me recomendaron las personas que me ayudaron en el proceso creativo. Siento que, si me hubiera enfocado en darle redención a Nash, lo cual es ridículo, habría terminado más loca y perdida que él.
El punto de la historia no era justificar sus acciones. Sino que todos los elementos, incluidos los suyos, acabarán entendiéndose. Que el mensaje fuera claro, pues.

Es sumamente fresco ver que, con el personaje de Cristin, logras una dualidad dura, tal vez, triste, porque en pocas palabras juega dos roles en la trama. ¿Qué querías lograr con su personaje, y por qué?

Bueno, quería lanzar una moneda al aire. La gente, mientras esta va volando, no sabe cuál cara le espera. Además, quería romper el estereotipo de la exnovia malvada. Ella era la exnovia, la antagonista y la víctima a la vez. Lo hice así porque confío ciegamente en que los monstruos no nacen, sino que se hacen.

A nivel de Lizett, como autora, ¿hubo un momento en el que, al escribir la historia, sufriste una catarsis que te hizo hacer una pausa en tu proceso?
Sí. En total hubo tres de esos momentos. Pero fueron para mejorar. Es como cambiar de aguja a la hora de tejer la trama porque ciertas urdimbres no van funcionando como tú quieres.

Respecto a ese final, ¿tienes algún motivo en específico para haberlo elegido?

Muchos. Pero el más significativo es el que me hizo preguntarme cuántas personas en la situación de Penny iban a leer la historia. No querría nunca que se encontraran con un Nash y se convirtieran en Cristin, así que escribí el final que determinara algo… realista, dentro de la ficción.

¿Crees que la historia te eligió a ti o tú a ella?

Definitivamente, yo la elegí.

¿Qué querías lograr con ella? ¿Cuál es el mensaje que intentaste dar?

Supongo que quería hacerle saber a las chicas que, cuando cometemos un error, aun cuando la sociedad e incluso tu familia, diga lo contrario, no tienes la culpa de ello. Es bueno, buenísimo, asumir responsabilidades por tus actos, pero nadie tiene derecho a crucificarte por ello una y hasta mil veces.

Sin duda “Nasty” es un libro que deja muchos mensajes al lector, y con esta obra Lizett logró eso y más, ya que la manera de tratar temas que conciernen a el alma humana en cuanto a la fragilidad del ser, en circunstancias donde se cree que algunas salidas por muy tentadoras que parezcan no siempre serán las correctas y solo traerán consigo lecciones duras que te enseñarán que siempre se puede elegir otro camino como expresa la protagonista en el capítulo final “Estuvo a punto de destruirme. Pero Aprendí a Nadar… “

Para saber más detalles acerca de la publicación del libro podes visitar la página de Facebook: El color del infierno y en sus redes personales como: @lizquo_.

Anuncios

Procastinando

IMG_20180717_132216.png

Paseando por mi ciudad, el ángulo y luz adecuada me permitieron tomar esta foto, la cuál en un principio era editada cromáticamente pero mi amor el blanco y negro pudo más.
#blackandwhite

Perfiles

Hace como dos años, navegando por Internet, di con una aplicación llamada Wattpad, en la cual encontré un sinfín de historias prometedoras de personas que no se dedican exclusivamente a la escritura; pero que cuentan con la habilidad para crear historias que te despiertan diferentes emociones y poder ver de diferentes perspectivas las situaciones.

Buscando y buscando encontré a una persona que para mí, es la Emily Dickinson mexicana, porque cuando empecé a leer sus historias, lo primero que pensé es que estudiaba alguna carrera a fin a las letras, pues sus historias a parte de ser buenas, y cumplir con los requisitos ortográficos básicos, te enamoran desde el inicio, ya que la narrativa que posee la escritora, es sutil, mantiene en la línea a sus lectores porque te hace estar atento a los detalles que pasarán.

En el artículo de hoy, les comparto una breve entrevista que tuve con Lizzet Uzt, mi amiga y escritora predilecta en este nuevo mundo literario.

  • Hola, Liz, ¿cómo estás? Cuéntame ¿de dónde se deriva lizquo? ¿Es referente a tu nombre?

¡Hola! Estoy genial, muchas gracias. El nombre de mi usuario en Wattpad se deriva de mis horas de pereza y procrastinación. Son simples abreviaciones de mi nombre y apellidos.

  • ¿De qué parte de México eres?

Soy Michoacana.

  • ¿Cuántos años tienes? ¿Estudias o trabajas?

Próximamente voy a tener 26 años. En la actualidad solo trabajo.

  • ¿Cuáles son tus hobbies?

¡Tengo un montón! Pero yo creo que los más importantes son el cine y los libros.

  • ¿A qué edad inició tu amor por la lectura y cuál libro te inició?

Como a los once o doce años, si recuerdo bien. Fue Viaje al centro de la tierra, de Julio Verne.

  • ¿Desde cuándo empezaste a escribir?

A los quince años.

  • ¿Cómo descubriste Wattpad y qué te motivó a subir historias?

Lo descubrí buscando un sitio dónde leer historias. Ángel, mi marido, fue el que me animó para que compartiera lo que escribía.

  • ¿Cuál es tu género literario preferido? ¿Te quedas en tu zona de confort o eres un camaleón?

Tanto como tener un género preferido, no creo. Pero seguramente me inclino más por el romance. Aunque suelo leer de todo un poco. Soy un camaleón, quiero pensar.

  • ¿Qué te inspira a crear nuevas historias?

¡Todo! Desde un final que no me gustó en alguna película, hasta una canción.

  • Algunas escritoras añaden playlist a sus historias. ¿Eres una de ellas? ¿Consideras importante la música a la hora de escribir?

Soy una persona que necesita sí o sí de música para escribir. Y siempre añado un tema en mis capítulos.

  • Eres una persona talentosa y una promesa naciente, ¿cuál es tu mayor meta a largo plazo?

Creo que encontrar un estilo propio es mi más lejana meta.

  • ¿Qué cosas no conocen de ti tus seguidores?

Te diría que mis alergias, pero ya se las saben de todo a todo. La verdad es que no soy un misterio que desentrañar. A la gente que me lee, suelo mostrarle lo que soy, sin miedo.

  • ¿Nos darías un mensaje para todas esas personas que te apoyan desde el inicio y otras que están llegando?

A las que están conmigo, que las amo mucho, que no tengo palabras para agradecer todo lo que hacen por mí. Y a las que van llegando: Welcome to the jungle!

Si les gustó y quieren saber más a cerca de ella podés seguirla en sus redes como @lizquo_ en Instagram, Twitter y Wattpad. En su pagina de facebook como Lizbeth Azconia.

Momentos

Siempre he sido admiradora de las fotografías que captan momentos inesperados. Con esta fotografía quise capturar a unos niños que jugaban sin percatarse de lo que a su alrededor pasaba.

Exposición fotográfica «Frida Kahlo bajo el lente de 10 grandes»

Los grandes personajes del mundo del arte han sido de inspiración para muchos, en este caso para fotógrafos que capturan o capturaron momentos claves en la vida de estos.

La fundación Ortiz Gurdián en su programa de cultura con el fin de promover el desarrollo cultural en Nicaragua, inauguró el pasado febrero la exposición fotográfica «Frida Kahlo bajo el lente de 10 grandes», en dónde el espectador puede observar un sin número de retratos que cuentan la vida y obra de la artista, a través del lente de reconocidos fotógrafos de su época.

¿Quién fue Frida?

Frida Kahlo fue una pintora mexicana que a lo largo de su vida pasó por muchas adversidades, tanto en lo físico como emocional.

Su trabajo fue muy peculiar debido a su estilo artístico, feminidad representativa. En sus lienzos plasmaba todo el sufrimiento y dolor vivido pero a su vez fue una vía de escape.

Plasmó sus ideales y raíces culturales que le dieron una identidad, la cual fue referente en el mundo.

Viajes

IMG_20170408_145329_738 Granada es una ciudad que ofrece un sinfín de sitios turísticos. Su belleza arquitectónica y colonial permite al turista vistas hermosas.

La gran sultana es poseedora de un valor cultural y artístico sin igual. Aquí se realiza el Festival Internacional de la poesía.

He tenido la dicha de visitarla en varias ocasiones y siempre me voy enamorada.  Sin duda alguna es uno de los lugares que todo nica y turista extranjero debe de conocer.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑